No se trata de zapatos viejos. Es la nueva colección de zapatos Paris Sneaker de la marca de moda de lujo Balenciaga.

Los zapatos están disponibles en dos formas: botines tipo Converse y unos zuecos para hombres y mujeres.

Balenciaga describe el zapato deportivo como un “diseño clásico retocado”, que tiene un acabado de “lona desgastada y bordes ásperos, lo que le confiere un aspecto predesgastado”.

Según la marca de moda, solo se podrán comprar 100 pares de zapatos deportivos “extra destruidos” por 1.850 dólares. Mientras tanto, la edición no limitada, y las versiones menos destrozadas, se están vendiendo en la página web de Balenciaga por 495 dólares y 625 dólares, dependiendo del estilo específico.

Las imágenes —tomadas por el fotógrafo Leopold Duchemin para la marca— de los tenis severamente destrozados se han vuelto virales después del lanzamiento de este lunes del nuevo modelo Paris de la marca de alta costura. Y su apariencia ha causado indignación en Internet.

Pero las fotos de los tenis destrozados que circulan por las redes sociales no cuentan exactamente toda la historia. Aunque han suscitado una gran controversia, las imágenes son en realidad versiones exageradas y limitadas de los tenis que Balenciaga está vendiendo.

En un comunicado de prensa, la marca con sede en París dijo que las fotos de la campaña muestran los zapatos “extremadamente desgastados, marcados y sucios”.

La marca afirma que los retratos de la naturaleza muerta “sugieren que los tenis Paris están pensados para ser usados toda la vida”, un punto que se siente especialmente relevante en medio de las crecientes conversaciones sobre la industria de la moda rápida y el impacto del consumo excesivo en el planeta.