Al menos 304 personas murieron por el terremoto de magnitud 7,2 que afectó este sábado a Haití, de acuerdo con un nuevo balance de Protección Civil, que da cuenta de “cientos de heridos y desaparecidos”.

De los fallecimientos, 158 se produjeron en el sur, según el informe de Protección Civil, que en un primer recuento reportó 227 fallecimientos tras el movimiento telúrico.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo señaló que “las primeras intervenciones, llevadas a cabo tanto por rescatistas profesionales como por miembros de la población, hicieron posible extraer a muchas personas de entre los escombros”.

“Los hospitales siguen recibiendo heridos”, agregó.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, declaró el estado de emergencia como consecuencia del terremoto, que se registró a las 08.29 hora local (12.29 GMT), a unos doce kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, con un epicentro de diez kilómetros de profundidad, y también se sintió en la República Dominicana y Cuba.

Al sismo le siguió una réplica de magnitud 5,2 a 17 kilómetros de la localidad de Chantal, también con un epicentro de diez kilómetros de profundidad.