Agentes del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (Senan) incautaron un total de 1.718 paquetes de presunta marihuana en una isla del Pacífico panameño, informó este viernes la fuerza policial.

La droga, almacenada en 21 bultos cuyo peso no ha sido precisado, fue hallada oculta dentro de un agujero cerrado (caleto) en Isla Galera, una de las cerca de 40 islas y 100 islotes del Archipiélago de las Perlas (Pacífico).

El operativo que dio con el decomiso de esta sustancia ilícita, presuntamente marihuana, tuvo lugar este jueves, dijo a Efe una fuente oficial.

En dos operaciones realizadas en menos de 40 horas durante esta semana, el Servicio Nacional Aeronaval ha logrado el decomiso total de 2.765 paquetes de drogas. En la primera de estas acciones incautó 1.047 paquetes de presunta cocaína en el Pacífico del país y arrestó a tres ciudadanos colombianos por su presunto nexo con el alijo.

Por su parte, la Policía Nacional de Panamá (PN), en una acción con el Ministerio Público (MP, Fiscalía), decomisó el miércoles de esta semana 1.200 paquetes de una droga, no determinada en su peso ni tipo, en una terminal portuaria en el Pacífico panameño, informó el ente de seguridad.

En 2021, Panamá decomisó 128,7 toneladas de droga, una cifra que el 2 de enero pasado fue calificada como “histórica” por el presidente del país, Laurentino Cortizo, en un informe de gestión ante el Parlamento.

“En el año 2021, como resultado de 565 operaciones contra el crimen organizado y el narcotráfico, se incautaron 128,7 toneladas de droga (…) un récord histórico para el país”, afirmó Cortizo, al entregar un informe sobre la gestión semestral de su Administración (2019-2024).

Panamá es un país de tránsito de la droga que se produce en Suramérica y que tiene como principal mercado Estados Unidos. Más de 80 toneladas de la droga decomisada hasta octubre pasado (98,6 toneladas) era cocaína, de acuerdo con las cifras oficiales.

Las autoridades aseguran que el 70 % de los homicidios que se comenten en Panamá están vinculado al tráfico de drogas y a las pandillas. EFE