El Ejército de la República Islámica de Irán este sábado dio a conocer algunos detalles de una base secreta subterránea con más de 100 drones militares, un día después de la captura de dos petroleros griegos.

La base está situada en el corazón de las montañas Zagros y a varios cientos de metros bajo tierra según la televisión estatal, que no dio más detalles de la ubicación pero emitió imágenes de los drones de combate, identificación y destrucción.

Las imágenes de la televisión mostraron entre otros el Ababil-5, equipado con misiles Qaem 9, y es la versión iraní del Hellfire aire-tierra de EE.UU. y puede cazar objetivos en movimiento.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, el general Mohamad Baqerí, dijo hoy que “hay muchas bases de drones similares a ésta en el país”, informó la web oficial del Ejercito.

“Se han construido muchos túneles y bases bajo las montañas mediante el Ejército, el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución y la industria defensiva del país”, agregó Baqerí.

Esta presentación se llevó a cabo en medio de las crecientes tensiones en el golfo Pérsico debido a la captura de petroleros.

La Guardia Revolucionaria de Irán capturó ayer en el golfo Pérsico dos petroleros griegos llamados “Delta Poseidon” y “Prudent Warrior”.

La captura de los barcos helenos se llevó a cabo después de que las autoridades griegas capturaran el miércoles un buque iraní que transportaba petróleo y según Irán a instancias de Estados Unidos; Irán calificó esa acción como “piratería. EFE