Miles de personas se unieron para recaudar dinero para cubrir los gastos de hospitalización de Alan McKinley, un hombre de 56 años cuya historia se dio a conocer en TikTok a raíz de que le diera un derrame cerebral el pasado año.

Su hija, Alexi McKinley, de 24 años, propietaria de una empresa de marketing en redes sociales en Marysville (Washington, EE.UU.), encontró a su padre sin señales de vida en agosto de 2020.

El hombre había sufrido un derrame cerebral masivo en el lado derecho de su cerebro -el mismo lugar en el que sufrió un ictus hacía 10 años- cuando su hija se lo encontró parcialmente paralizado y sin respuesta. Entonces, fue trasladado de urgencias al Hospital Providence en Everett, WA, donde fue ingresado rápidamente para ser atendido.

El diagnóstico de los médicos fue claro. “Me dijeron que nunca podría mover el lado derecho de su cuerpo, ni tragar comida, ni entender el habla, y me dijeron que tenía que empezar a pensar en alguien que lo cuidara”, explicó Alexi en la página de gofundme que abrió para costear la hospitalización y el tratamiento de su padre.

Contra todo pronóstico, Alan empezó a recuperarse lento pero seguro siguiendo el programa de rehabilitación del Hospital Providence. En cuestión de semanas, el hombre consiguió caminar con un 100% de independencia, usar su mano derecha para algunas cosas, tragar comida, escribir su nombre, decir el abecedario y reírse con un chiste.

Si bien todavía sigue en proceso de recuperación, en enero de 2021, Alan pudo salir del hospital, con una importante noticia de parte de su hija: “todas las facturas del hospital están pagadas”.

La joven logró recaudar gran parte del dinero para pagar todas las facturas de hospitalización y todo el tratamiento que recibió su padre gracias a la difusión de su historia en redes sociales.