“Por favor, contráteme”, es el mensaje que Chris Harkin, un hombre de 24 años, de Irlanda del Norte, eligió como slogan para la valla publicitaria que decidió encargar en un intento desesperado por conseguir un trabajo.

El joven lleva buscando trabajo desde septiembre de 2019, tras graduarse en la universidad, y tras aplicar para 300 puestos de trabajo en una semana y no tener suerte, decidió invertir un poco de su capital para tratar de llegar a otro público.

En la valla se puede leer ‘Please Hire Me’ (“Por favor, contráteme”) en la parte superior, así como algunos datos de su experiencia y formación y, por último, el nombre de su canal de YouTube.

La idea se le ocurrió después de que su hermana, que trabaja como gestora de redes sociales, le hablara de comprar vallas para una campaña publicitaria en la que estaba trabajando su empresa.

El gran gesto le costó a Chris un desembolso de 400 Libras.

Aunque la valla publicitaria estuvo publicada durante dos semanas, aún no ha recibido una oferta de trabajo y, según pudo averiguar Metro, tiene sentimientos encontrados sobre si recomendaría o no la inversión a otras personas que, como él, están en búsqueda activa de trabajo.