Un bombardero restaurado de la Segunda Guerra Mundial tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia a orillas de la Base de la Fuerza Espacial Patrick en Cocoa Beach, en Florida, mientras participaba en un espectáculo aéreo.

El incidente ocurrió durante el Salón Aéreo de Cocoa Beach del 17 de abril, cuando el avión, que data de la Segunda Guerra Mundial, sufrió un problema mecánico que obligó al piloto a aterrizar muy cerca de una playa abarrotada de bañistas.

Melanie Schrader, una mujer que se encontraba en la playa en ese momento, capturó en vídeo al avión tratando de evitar grandes grupos de personas mientras el sonido del motor advertía de su llegada y aproximación.

Según se puede ver en las imágenes, el piloto parecía tener el control de la aeronave, a la que logró aterrizar suavemente en la superficie del agua.

La única persona a bordo del avión era el piloto, que inicialmente trató de llegar a la Base de la Fuerza Espacial Patrick, donde se estaba llevando a cabo el espectáculo aéreo, según informa CNN.

Finalmente, el piloto cambió de opinión y decidió hacer un aterrizaje de emergencia en el agua para evitar pasar por encima de edificios y de la carretera de Florida State Road A1A.

Tanto el piloto como los bañistas resultaron ilesos.

Ahora es turno de los equipos de rescate encontrar la fórmula para sacar el avión del agua.