Después de superar un trasplante de riñón y páncreas, esta mujer decidió cambiar de estilo de vida y ahora participa en concursos de Bikini Fitness a sus 64 años.

En 2019, Julia Olson, de Georgia, se embarcó en un nuevo régimen de acondicionamiento físico para convertirse en culturista. Al principio empezó por su cuenta, pero después se puso en manos de un entrenador personal.

“Empecé a trabajar realmente en mí misma en abril de 2019. Quería ponerme en forma y saludable, así que empecé un programa de fitness y finalmente terminé trabajando con un entrenador”, dijo Julia a Caters.

Tras preparar su cuerpo para las competiciones despojándose de un alto porcentaje de grasa corporal, Julia se ha subido al escenario hasta en dos ocasiones para mostrar su duro trabajo y su increíble físico.

Su entrenador fue quien la inspiró a superarse a sí misma y ponerse de objetivo competir.

“Me dio una nueva oportunidad de vida. Me di cuenta de que ya no solo estoy sobreviviendo, sino que estoy prosperando”, confesó la mujer a Daily Mail.

“Quiero inspirar a otras mujeres y mostrarles que la vida no se acaba a medida que envejecemos y que nunca es demasiado tarde para hacer algo”, concluyó.