La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, ha anunciado este sábado la cancelación de los seis eventos para el visionado en pantallas gigantes de las citas deportivas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio de este verano para evitar contagios de coronavirus.

Koike ha anunciado la decisión tras mantener contactos con el primer ministro nipón, Yoshihide Suga, y ha explicado que los seis recintos previstos se utilizarán para la vacunación de la población, según recoge la agencia de noticias japonesa Kiodo.

Los eventos tenían incluso ubicaciones concretas tales como los parques de Yoyogi, Inokashira e Hibiya de la capital japonesa, donde este sábado se ha informado de 388 nuevos contagios.

En cuanto a la asistencia a los propios eventos deportivos, el Comité Organizador tiene previsto reunirse por videoconferencia este lunes para decidir las condiciones de la presencia de público.

El anuncio se produce a poco más de un mes del inicio de los Juegos, previsto para el 23 de julio, que ya tuvieron que ser aplazados el año pasado por la pandemia de coronavirus. Tokio y otras regiones de Japón levantaron el pasado jueves el estado de emergencia por la pandemia y el primer ministro Suga ha manifestado su esperanza de que pueda haber público en los Juegos.

Las autoridades estiman unos 10.000 asistentes en los eventos en estadios y una limitación de aforo al 50 por ciento en las regiones que no estén bajo el estado de emergencia o tengan en vigor medidas excepcionales.