Los árbitros profesionales de Ecuador cumplieron su promesa y se negaron este viernes a pitar el partido designado para la fecha, hasta que la Liga Pro y sus clubes -que amenazaron con sanciones- les paguen los sueldos atrasados de mayo, junio, julio y agosto.

La amenaza de los árbitros había generado expectación hasta este viernes, cuando se tenía previsto la reanudación del torneo -luego de la triple fecha de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022-, con el partido entre Técnico Universitario y Manta FC por la séptima fecha de la segunda fase.

Los jugadores de ambos equipos se presentaron en la cancha del estadio Bellavista, de Ambato, sede del equipo universitario, pero por la ausencia de los árbitros se retiraron del escenario.

Según los árbitros, las promesas de pago de los valores atrasados no se han cumplido en varias ocasiones por parte de la Liga Pro, por lo que exigen el pago total de los valores adeudados, cuyo rubro se aproxima al millón de dólares.

Fuentes cercanas al gremio de jueces han señalado que sólo en el momento en que los directivos paguen la deuda, reaparecerán de inmediato para los partidos que han sido programados, por lo que si en las próximas horas se cumple el pago, pitarán los partidos de mañana, sábado, y del próximo domingo.

Para mañana están previstos los partidos: 9 de Octubre-Macará; Delfín-Aucas y Orense-Guayaquil City. EFE