El empate a un gol entre el Defensa y Justicia argentino, ya clasificado, y el Independiente del Valle ecuatoriano, ya eliminado, por la sexta y última jornada del Grupo A de la Copa Libertadores, fue el contexto para el primer partido de la historia del torneo con un equipo arbitral integrado solo por mujeres.

La brasileña Edina Alves fue la árbitra principal, acompañada por su compatriota Neuza Back y la chilena Cindy Nahuelcoy como asistentes y la también chilena María Belén Carvajal como cuarta árbitra.

Además, la argentina Sabrina Lois fue la asesora de árbitras mientras que la brasileña Ana Paula de Oliveira la asesora de video.

En el encuentro, Joffre Escobar abrió el tanteador para la visita ecuatoriana, mientras que Braian Romero estableció la definitiva igualdad con el reparto de puntos.

Finalizado este grupo A, el Palmeiras brasileño terminó líder con 15 puntos, Defensa y Justicia fue segundo con nueve unidades, ambos con sus respectivos lugares asegurados en los octavos de final.

Los ecuatorianos del Independiente del Valle terminaron terceros con cinco unidades y clasificaron a los octavos de final de la Copa Sudamericana, mientras que Universitario de Perú finalizó último con cuatro enteros y eliminado.

El encuentro marcó las urgencias con las que llegó la visita ecuatoriana de un resultado para no quedarse sin competencia internacional en el segundo semestre, mientras que el local Defensa y Justicia ya estaba clasificado pero no podía aspirar al primer puesto de Palmeiras.

Un certero golpe de cabeza de Joffre Escobar le permitió a los dirigidos por Renato Manuel Alves Paiva sorprender al local y ponerse en ventaja en el minuto 11 de juego.

Los conducidos por Sebastián Beccacece reaccionaron y llegaron al empate en el minuto 36 a través de un remate cruzado de su goleador Braian Romero, que dejó sin posibilidades al portero Wellington Ramírez.

En el segundo tiempo siguieron ambos equipos en la búsqueda del gol, pero Independiente del Valle siempre fue más pujante al punto que en el minuto 77 tuvo un penalti a favor por una falta sobre Jhon Jairo Sánchez por parte de Matías Rodríguez.

Sin embargo, Christian ‘Titi’ Ortíz ejecutó la pena máxima desviada y sentenció el empate en el tanteador que dejó a Defensa y Justicia segundo y a la visita ecuatoriana de Independiente del Valle con su pasaporte a los octavos de final de la Copa Sudamericana.