Tras la dura eliminación del FC Barcelona ante Athletic Club en los octavos de final de la Copa del Rey, diferentes futbolistas del elenco culé fueron señalados por su bajo rendimiento en el terreno de juego. Sin embargo, uno de los más criticados fue Jordi Alba, que salió en la foto del primer gol de Muniain al no poder frenar a Nico Williams, siendo este último uno de los más peligrosos del conjunto del San Mamés para la lateral blaugrana durante todo el partido.

Al finalizar el cotejo frente a los ‘Leones’, el defensor culé atendió a los medios oficiales de la institución y admitió que el equipo debe mejorar, pero él también, señalándose como uno de los culpables de la derrota de la noche.

“En la prórroga hemos competido bien. En la primera parte hemos estado un poco flojos. Nos toca esta cruz y es una lástima. Creo que hemos hecho un muy buen partido, pero es verdad que tenemos que mejorar muchas cosas. Tenemos que atacar mejor, tener más posesión y no tener estas transiciones en contra que nos hacen mucho daño. La actitud ha sido buena y es una pena que se escape esta oportunidad. Tenemos que recapacitar, yo el primero, y a seguir”, aseveró.

Y agregó: “Tenemos que seguir trabajando. Las palabras sobran, tenemos que hacer las cosas bien y mejorar. Pienso que el camino está siendo muy positivo con Xavi y el ‘staff’, pero está siendo un año difícil, con muchos jugadores nuevos. Las ganas y la calidad siempre están allí. Está siendo un año muy difícil, a nivel individual y a nivel colectivo. Los que llevamos más tiempo tenemos que tirar del carro, ya sea dentro del campo o fuera, y animar a los jóvenes que al final son los que a les quedan más años”.

Para terminar, el defensor alabó a Ferran Torres y lo felicitó por su estreno como goleador en el Barcelona: “Sabemos de su calidad. Ha sido un gran gol y seguro que nos ayudará muchísimo. Pero al final lo que importa son las victorias y no están llegando. Tenemos que mejorar y que vengan las victorias”.