Emelec cayó goleado este martes por 1-4 ante el argentino Talleres de Córdoba en Guayaquil, con lo que el equipo ecuatoriano cedió su posibilidad de clasificar a los octavos de final de la Copa Sudamericana, pase que quedó en manos del brasileño Bragantino, que se impuso por 1-2 al colombiano Deportes Tolima.

La goleada de la “T”, como le dicen a Talleres, llegó a través del defensa Enzo Díaz en el minuto 14, el centrocampista Carlos Auzqui, en el minuto 24, el atacante Ángelo Martino en el 38 y el defensa Juan Cruz Komar, en el 83.

Descontó para Emelec el centrocampista uruguayo Sebastián Rodríguez en el minuto 72.

Talleres encaró el encuentro con gran armonía entre sus líneas y con presión en ataque sobre un rival que no logró hilar su conocido estilo de juego, lo que facilitó que el cuadro argentino se adelantara con acrobática acción de Díaz, aprovechándose de un centro de tiro libre de Auzqui, desde el costado izquierdo, para lanzarse de “palomita” e impactar con precisión el balón ante la presencia del portero Pedro Ortiz.

Emelec salió en procura del empate, pero dejó espacios, de lo que Talleres se aprovechó cuando el centrocampista Auzqui receptó en forma oportuna un preciso cambio de frente del volante José Romero y anotó el segundo.

La fluidez futbolística siguió en la propuesta del visitante, que con toques precisos y juego veloz desarmó al sistema defensivo de Emelec.

La sorpresa para los jugadores y cuerpo técnico de Emelec fue mayor cuando cayó el tercero del visitante, un centro desde el costado derecho del centrocampista José Mauri a las inmediaciones del punto penalti, encontró bien perfilado al atacante Martino, que rodándose sobre el césped impactó el balón a un costado del portero.

El técnico español de Emelec, Ismael Rescalvo, ordenó cuatro cambios desde la reanudación del partido intentando reanimar a su cuadro, ingresaron los defensas Davor Montiel, Bryan Carabalí, los atacantes, el colombiano Alexis Zapata y el uruguayo Facundo Barceló, en reemplazo de Oscar Bagüí, Romario Caicedo, Jefferson Orejuela y Joao Rojas, respectivamente.

Los cambios tampoco incidieron favorablemente en el local, que no logró zafarse de la presión de los jugadores argentinos.

Talleres perdió por lesión al defensa ecuatoriano Piero Hincapié, quien fue reemplazado por Juan Cruz Komar, quien provocó una falta que cobró el centrocampista uruguayo Rodríguez, cuyo remate se filtró por el costado derecho del portero Marcos Díaz.

Cruz Komar se reivindicó de su error al convertir el cuarto tanto de su equipo, al rematar desde corta distancia ante el descuido de los defensas locales. EFE