Unos 200 aficionados invadieron este domingo el estadio de Old Trafford como protesta contra la familia Glazer, los dueños del Manchester United.

El incidente se ha producido apenas unas horas antes del encuentro entre el United y el Liverpool, en el que si los ‘Diablos Rojos’ pierden el Manchester City se proclamarámayemáticamente  campeón de la Premier League.

Los aficionados lograron entrar en el estadio del United y lanzaron bengalas contra el palco. Es la segunda protesta de este estilo en contra de los Glazer, después de que hace unos días, con motivo del anuncio de la Superliga, se personaran en el campo de entrenamiento y Ole Gunnar Solskjaer tuviera que disuadirlos para que abandonaran las instalaciones.

Los aficionados ya han sido expulsados del estadio y el partido debería disputarse a la hora que estaba prevista (15.30 GMT). EFE