El suizo Stefan Kung (Groupama) se enfundó el primer maillot de líder de la Vuelta a Suiza al imponerse en la contrarreloj inaugural, en una etapa marcada por la lluvia que cayó sobre Frauenfeld.

La Vuelta a Suiza, que regresa al calendario internacional tras el aplazamiento de 2020 por la pandemia, y con una edición que pasa de las habituales nueve etapas a ocho, comenzó con una contrarreloj de 10,9 kilómetros completamente llanos por los alrededores de Frauenfeld.

La ronda suiza, test importante antes del Tour de Francia que comienza en Brest el próximo día 26, coronó como primer líder a Stefan Kung, que en 2018, en esta misma localidad, se puso primero de la carrera y aguantó en lo más alto de la clasificación cuatro etapas.

El corredor suizo dominó la etapa y sacó en meta cuatro segundos a su compatriota Steffan Bissegger (Education First Pro Cycling) y doce al italiano Mattia Cattaneo (Deceuninck), segundo y tercero, respectivamente.

Uno de los protagonistas de la Vuelta a Suiza, el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck), finalizó quinto a 19 segundos, mientras que el líder de Movistar, Marc Soler, concluyó a 1:06. Mejor les fue a otros compañeros de la escuadra telefónica como Iván García Cortina (+30) y Gonzalo Serrano (+34).

Richard Carapaz (Ineos), ganador del Giro de Italia en 2019 y favorito para alzarse con el triunfo en Suiza, quedó a 31 segundos de Kung. El ecuatoriano luce el dorsal 1 que correspondía a su compañero Egan Bernal, ganador de la ronda helvética en 2019 pero que no participa en la edición de este año.

La segunda etapa discurrirá entre Neuhausen am Rheinfall y Lachen sobre un recorrido de 173 kilómetros, con el puerto de Oberricken, de 950 metros, a unos 30 de meta.