La cuarta ola de contagios de Covid-19 que se vive en Bolivia llegó también a la selección de fútbol del país, con una serie de bajas y nuevos convocados en las últimas horas para las próximas fechas de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022.

Las nuevas bajas son el delantero Bruno Miranda, del Bolívar, y el guardameta Daniel Vaca, por ahora sin club, informó este lunes la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Ambos jugadores “se encuentran asintomáticos presentando una carga viral baja” y estarían en la “fase final” de la enfermedad, señala un comunicado de prensa de la FBF.

Miranda y Vaca serán sometidos a una nueva prueba PCR en 48 horas, agregó la federación boliviana.

Vaca era uno de los nuevos convocados anunciados en la víspera junto a César Menacho y Carlos Áñez, ambos del Wilstermann, tras conocerse que el jugador Alexis Ribera, del Oriente Petrolero, y un miembro del cuerpo médico de la Verde dieron positivo para Covid-19.

También están contagiados otros cinco jugadores del Bolívar de La Paz que aún no se habían sumado a la concentración de la selección.

Ante las bajas, en esta jornada se informó que fueron llamados al equipo nacional los jugadores Emerson Velásquez, Yesit Martínez y William Velasco, todos del campeón boliviano Independiente Petrolero.

Al mando del venezolano César Farías, la Verde tuvo el domingo una sesión de gimnasio y este lunes entrenó en la cancha del Chaco Petrolero en La Paz.

Bolivia visitará a Venezuela el 28 de enero en la decimoquinta jornada de las eliminatorias y recibirá en La Paz a Chile el 1 de febrero por la decimosexta fecha.

Aunque va octava en la clasificación sudamericana, la Verde de Farías no pierde la esperanza de lograr un cupo a Catar 2022 o al menos aspirar a la repesca.

La selección boliviana tiene quince puntos, dos menos que Colombia y Perú y uno menos que Chile y Uruguay.

Antes de los partidos de eliminatorias, el plantel se enfrentará el 21 de enero a Trinidad y Tobago en un amistoso en Sucre, la capital constitucional boliviana.

El país, que ha confirmado la presencia de la variante ómicron, atraviesa por una cuarta ola de la pandemia con récords que la semana pasada superaron los 14 mil contagios diarios.