Hoy el calendario mundial marca el Día de los Derechos del Niño, una celebración que tiene como objetivo crear conciencia respecto a la protección de los más pequeños de la sociedad. 

Y es en el marco de esto que entendidos en el ámbito de la familia destacan que la infancia es una etapa irrepetible y crucial, y que hay que conseguir que todos los niños y niñas estén protegidos, seguros, con salud y educación, independientemente del lugar de su nacimiento.  
 
La terapista familiar y psicóloga Sara Matilde Montenegro Soledispa explica que “en esta fecha y tiempos de pandemia, debe cumplirse a cabalidad uno de los grandes principios de los derechos del niño”.
Se refiere al principio 6 de la Declaración de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, que reza que para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesitan amor, apoyo y comprensión. 
“Es ahora, y más que antes, que todos los padres debemos concienciar que la niñez merece mayor preocupación. Vivimos en medio de una pandemia que azota al mundo y que está trayendo efectos nocivos sobre la salud mental de nuestros menores, a causa del aislamiento y el estrés. Y es por ello que su desarrollo mental y emocional debe ser óptimo”, precisa la experta. 
¿Pero, cómo lo logramos? Montenegro indica que la mejor forma “es dándoles amor, atención, no haciendo que observen cuadros de violencia como peleas en casa, y sobre todo inyectándoles la unidad que merecen ver para afrontar cualquier adversidad”.
Además la profesional refiere, que en el caso de familias donde los padres son separados o divorciados, el factor de entrelazar sus vínculos debe ser preponderante en los actuales momentos.  “Tal vez por la pandemia y por los cuidados que se deben tener para no infectarse de COVID-19, tanto papá y mamá  ya no se ven seguido. Pero este es un problema que debe ser solucionado. Se deben activar los tiempos y visitas a los hijos siguiendo medidas de bioseguridad, para que los menores no entren en cuadros de depresión, que los suman al dolor que muchas veces no manifiestan. Esto es ideal para fortalecer su salud emocional y mental”, aconseja la psicóloga.
Por último, la terapista familiar  precisa que si se quiere honrar a los niños,  “el mejor camino es prestarles atención, escucharlos y jugar con ellos, más ahora que se tienen en casa”, finaliza.
OTROS DE SUS DERECHOS: 

1-Los niños tienen derecho a recibir una educación que favorezca su cultura general y a crecer en un ambiente sano.
2-Deben gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrán que desarrollarse en buena salud, disfrutar de alimentación, vivienda, juegos y atención médica.
3-El niño física o mentalmente impedido (discapacidad) debe recibir el tratamiento, educación y el cuidado especial que requiere. 
4-Los menores deben ser protegidos contra toda forma de abandono, discriminación, crueldad y explotación. No serán objeto de ningún tipo de trata.