Una ráfaga de balas alarmó a los habitantes de la calle Olmedo, en la vía El-Empalme-Guayaquil. Siete hombres llegaron hasta una vivienda para asesinar a Guillermo Ruiz y Jordan Montalván.
Ellos murieron al momento de la masacre, mientras Jean Carlos Casanova, que también estaba en la casa, quedó gravemente herido con balazos en su cabeza.


Otros heridos fueron llevados al hospital de Quevedo. Con temor ante las muertes violentas, testigos del hecho indicaron que al menos siete hombres a bordo de motocicletas y un carro llegaron hasta el inmueble donde permanecía Jordan Montalván, como ocurre en las películas, sacaron sus armas y les dispararon, Montalván cayó muerto junto a la cocina donde habría tratado de ponerse a buen recaudo.

Otros amigos de él salieron corriendo y en el intento por salvar sus vidas fueron disparados.
Allegados a Guillermo Ruiz indicaron que él pasaba por el lugar del crimen y al escuchar la balacera salió corriendo hasta ser alcanzado por los matones.


“A él lo conocemos como Brayan, trabajaba arreglando radiadores, parece que pasaba por el lugar equivocado, era un hombre sano”, comentaron sus amigos.
Los cuerpos de los dos fallecidos fueron llevados a la morgue de Quevedo.
La Policía revisa los vídeos de la zona y recoge versiones de los testigos para tratar de identificar a los asesinos.
Lo ocurrido enciende la alarma de inseguridad de El Empalme, donde las últimas muertes violentas han sido por disputa de territorio para la venta de drogas.