Esta tarde en Manta se realiza la audiencia de formulación de cargos contra dos hombres acusados de supuesta violación contra de Naomi Arcentales.

La modelo manabita fue encontrada muerta el 12 de diciembre del 2021, pero cuatro meses antes ella denunció un delito de carácter sexual, pues supuestamente fue abusada por dos empresarios de la ciudad de Quevedo en la suite de un edificio de Manta.

La denuncia la ubicó junto a su conviviente Juan Carlos Izquierdo.

Esta tarde colectivos de mujeres llegaron frente al edificio de la Judicatura de Manta para exigir justicia. “Como mujeres debemos ser defendidas y pedimos justicia”, dijeron varias de las protestantes.

Luigi García, abogado de la familia Arcentales, dijo que la audiencia sí se va a realiza y que no hay pedido de suspensión.

Esta audiencia se había suspendido tres veces, desde diciembre pasado.

“Esperemos que en este tercer señalamiento se cumpla con esta audiencia, por que lo que exige la familia, hoy por hoy, es celeridad procesal. Nosotros hemos solicitado a la Fiscalía General del Estado control jurídico, que es lo procedente. Hay un veeduría de parte de parte de la Fiscalía para que se sancione a los responsables”, señaló García.

Para hoy está señalada la diligencia de audiencia para conocer los cargos que formula la fiscalía en contra de dos ciudadanos por el delito de naturaleza sexual.

García dijo que en la etapa de investigación previa la Fiscalía recabó todos los elementos de convicción y es obligación de la Fiscalía, por la naturaleza del caso, por la alarma social, solicitar la medida cautelar que es la prisión preventiva para garantizar la comparecencia del procesado al juicio, el cumplimiento de una pena y la reparación integral. Aquí existe peligro de fuga si no se dicta esa medida, advirtió el abogado de la familia Arcentales.

Sobre la muerte de Naomi Arcentales, que se investiga como supuesto suicidio o supuesto femicidio, García dijo que la investigación debe ir tomando cuerpo, y exigen celeridad, pues esta semana se suspendieron todas las versiones que estaban señaladas en Guayaquil, por que la fiscal María Galvez Morales se contagió de Covid.

Pero pese a que se encargó el caso a otra fiscal, Patricia Morán, no se despachan los impulsos fiscales y siguen suspendidos todas las versiones de los testigos presenciales de los hechos.

García dijo que la teoría que ellos manejan es el femicidio y hoy por hoy presumen que fue con la intervención de terceras personas, denunció.

Dijo que van a solicitar e insistir a la Fiscal General del Estado que el proceso sea desplazado a Quito.

Sara Sabando, madre de Naomi, dijo que por los aplazamientos de los proceso y de la recepción de versiones, se siente decepcionada.

“El Presidente de la República pidió que nos ayudaran contra este caso, pero no estamos recibiendo apoyo. No sabemos en quién confiar”, dijo.

Indicó que no aceptarán ningún acuerdo extra procesal y seguirán hasta las últimas consecuencias.

Al consultarle si ha visto a los señalados por la supuesta violación y qué les diría, dijo que “no los quisiera ver y no les diría nada, sólo quiero la verdad”, comentó antes de ingresar a la audiencia de formulación de cargos contra dos acusados.