En medio de un fuerte operativo de seguridad, el domingo se realizó la reconstrucción de los hechos en el caso de rapto y muerte del niño Antony Mejía, de 7 años.
Fiscalía, Policía, procesados y abogados de ambas partes estuvieron en la diligencia judicial.  
Antony desapareció el domingo 7 de marzo, cuando salió de su casa ubicada en el conjunto habitacional Aura Luz, en el cantón El Carmen de Manabí.

Byron Jiménez, de 39 años, lo habría raptado y luego lo habría subido a una moto que era conducida por Jesús Aldemar Cedeño (44), el cual había sido fletado, según las investigaciones.
Toda esa escena se recreó el domingo pasado.
Henry Armijos, fiscal a cargo de las investigaciones, informó que Cedeño y Jiménez, actualmente detenidos, fueron parte de la diligencia, la cual se hizo bajo un fuerte operativo de seguridad, especialmente cuando Jiménez, quien confesó haber matado al niño, fue llevado a las inmediaciones de la casa donde vivía el menor de edad.

Según la restauración de los acontecimientos, ese día, 7 de marzo, Jiménez habría fletado la moto de Cedeño en la calle Víctor Astudillo y avenida Chone, centro de El Carmen, luego avanzaron un kilómetro hasta la vivienda de Antony, de donde Jiménez se lo habría llevado.  
El pequeño fue dejado en casa de una tercera persona hasta que Jiménez fue a verlo y lo llevó a la parte trasera de la lotización Andrade, a orillas del río Suma, en donde lo habría asfixiado y lanzado al afluente.
El cuerpo del niño apareció tres días después, en el río.
El lazo de unión que había entre Jiménez y Antony era porque el hombre intentaba enamorar a la mamá del menor, se informó.

La reconstrucción de los hechos en El Carmen.


Los detenidos son procesados por desaparición involuntaria con resultado de muerte.
En el caso de Byron Jiménez está también procesado por la desaparición y muerte del pequeño Miguel Jiménez Saltos de 11 años.
El hecho ocurrió en octubre de 2017, en la comuna La Bramadora, y las osamentas del menor fueron encontradas nueve días después en una finca del sector.
El detenido era padrastro de Miguel, y la última vez que lo vieron con vida fue en su compañía.