José Loor de 66 años fue picado por cientos de abejas y falleció.

Este hecho sucedió en la planta de agua potable en el cerro Guayabal en Montecristi.

El adulto mayor se internó por la vegetación para tratar de buscar una posible obstrucción en la tubería que lleva agua potable hasta su domicilio, ya que tenían días si el servicio.

En la vegetación se habría encontrado con un gran panal cuyas abejas enfurecidas lo atacaron, causándole la muerte en cuestión de minutos.