Subametralladoras, pistolas semiautomáticas, revólveres, cartucheras, carabinas, escopetas y más, serán entregadas a las Fuerzas Armadas para el respectivo proceso de destrucción.

La Policía indicó que dicho armamento ha sido incautado desde el 2019 en diferentes operativos en Santo Domingo de los Tsáchilas.  

El general Ramiro Ortega, director nacional de Investigaciones de la Policía, dijo que la destrucción se hace “en base a lo que establece la legislación”.

La Ley de Armas indica que las Fuerzas Armadas debe realizar la “resolución de obsolescencia” de las armas decomisadas o entregadas de forma voluntaria para proceder a la destrucción. 

Según Ortega, este proceso también se lo realizará en la provincia de Manabí, donde entregarán 40 armas.  

En santo domingo. Roberto Padilla, jefe del comando provincial, refirió que el arsenal que será destruido ha sido incautado en operativos antidelincuenciales desarrollados desde hace dos años.  

“Son armas que ya no están en ningún proceso investigativo. Además, Criminalística ha hecho el informe de cada una de ellas , pues toda arma incautada es sometida a peritaje para determinar su estado y saber que ha estado involucrado en algún delito”, señaló el oficial.

Las estadísticas de la Policía determinan que en el primer trimestre de este año se han incautado 83 armas de fuego; 32 enero, 24 en febrero y 27 en marzo.

Además, ha habido 28 personas aprehendidas por este delito: 10 en enero, 7 en febrero y 11 en marzo.

 Parte del armamento que será entregado a las Fuerzas Armadas para su destrucción.