Fernando Marcillo Loor, de 21 años, quedó atrapado en la camioneta que conducía después de impactarse contra un camión.

El accidente de tránsito ocurrió el jueves aproximadamente a las 22h30, por el kilómetro 39 de la vía a Chone.
Aunque algunos testigos han dicho que el conductor no se habría percatado de la cercanía del camión, las autoridades buscan determinar cómo y por qué se produjo este accidente de tránsito.
Personas que pasaban por el sector indicaron que pensaron que Marcillo había muerto, pues tras el choque los hierros de la cabina de la camioneta quedaron retorcidos y algunos pegados al rostro del chofer, dejándolo atrapado y sangrando.
Los demás conductores manifestaron que se acercaron a la camioneta y al percatarse de que el hombre herido aún se encontraba respirando, de inmediato llamaron a los organismos de rescate.
Al poco tiempo llegaron al lugar miembros del Cuerpo de Bomberos, quienes tras una minuciosa labor lograron extraer de la cabina al conductor, quien presentaba lesiones en todo su cuerpo, especialmente en el rostro.
Los rescatistas detallaron que uno de los ojos de la víctima estaba severamente afectado y tras darle los primeros auxilios lo llevaron en una camioneta, trasladándolo al hospital básico de El Carmen.

Intervenido. En la casa de salud los médicos le brindaron atención a Fernando Marcillo e indicaron que tenían que realizarle varias pruebas para saber el grado de afectación que había tenido en el ojo y en otras partes del cuerpo.
Al lugar del accidente fueron desplazados agentes de tránsito para que se investiguen las causas por las que se dio el choque.
La camioneta quedó destruida en su parte delantera, mientras que el camión solo sufrió daños menores en su parte trasera.