La Policía de Ecuador informó este viernes del desmantelamiento de un laboratorio clandestino para el procesamiento de drogas, descubierto en un sector rural de la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

La institución del orden, además, indicó que doce personas, ocho ecuatorianas y cuatro colombianas, fueron detenidas como sospechosas de pertenecer a una banda conocida como “Los Tiguerones”, acusada de estar implicada en este delito.

La Policía ecuatoriana, en un comunicado, indicó que este viernes ejecutó la operación denominada “Manglar Verde”, en la provincia de Esmeraldas y en la capital del país, Quito.

Precisó que el laboratorio clandestino se halló en la zona de Mataje, en el noroeste de Esmeraldas, cerca de la frontera con Colombia.

Según el informe policial, la banda de “Los Tiguerones” estaría dedicada a la distribución de sustancias psicotrópicas en el interior del país y en el tráfico ilegal al exterior.

Se estima que la actividad ilegal de la banda permitía una producción de 500 kilos de droga por semana, para su posterior envío a mercados de consumo interno y el trasiego a países de Europa y Norteamérica.

En lo que va del año se han decomisado en Ecuador más de 41 toneladas de sustancias alcaloides, a través de 1.946 operativos, en los que han sido detenidos 2.176 sospechosos, precisó la Policía en su comunicado. EFE