Verse mejor físicamente le costó la vida a Génesis Tonato, de 29 años de edad.

La mujer murió en el quirófano de una clínica estética de Guayaquil la tarde del pasado martes.  

Tonato, oriunda de Santo Domingo de los Tsáchilas y quien trabajaba desde hace un tiempo en Quito, viajó hasta la ciudad porteña para someterse a una operación de aumento de senos y reducción de abdomen (abdominoplastia).

Ella, según su familia, canceló 4.700 por la intervención quirúrgica en la que perdió la vida. Una parte del dinero lo pagó en efectivo y la otra mitad mediante transferencia.    

El cuerpo de Génesis es velado en la cooperativa Villa Florida, en Santo Domingo.  

Allí, Mayra Tonato, hermana de Génesis, recordó que la joven estaba ilusionada por la cirugía.

Ella la acompañó a la clínica, de la cual supo por medio de Instagram y porque una amiga se la había recomendado.

“El lunes viajamos a Guayaquil desde Santo Domingo. Ella ingresó a la clínica y le explicaron cómo sería el procedimiento, incluso le mandaron a hacer exámenes dentro de la misma clínica y un electrocardiograma de forma particular”, recuerda.

La operación estaba programada para el martes.

Aquel día, Génesis llegó al centro estético a las 06h30, hora en que debía ingresar al quirófano.

“Al ver que pasaban las horas y no tenía noticias de ella, fui a la clínica, cuando llegué vi una ambulancia en la entrada del lugar. Desde ese entonces presentí que algo estaba sucediendo con ella. La busqué y no la encontré, lo que me dijeron es que había sido operada, pero que luego se había puesto mal y debieron intubarla para trasladarla a otra clínica”, afirmó.

Según Mayra, en esos momentos “el mundo se me vino encima”.  

“Me puse a llorar junto a unas barandas y en medio de mi desesperación vi salir de la clínica una camioneta en la que llevaban equipos que se utilizan en las operaciones,  después me fui a donde tenían a Génesis. Allá me dijeron que ella había fallecido”, dijo Mayra y agregó que Génesis había dejado de existir en el quirófano de la clínica estética, por lo que ella no entiende por qué la movieron a otra casa de salud.  

Mayra cree que se trató de un mal procedimiento médico. Por esa razón pide que el doctor responsable de la operación sea detenido.  

La autopsia practicada al cuerpo de Génesis reveló que falleció “a causa de un infarto agudo al miocardio, hemiperitoneo y ruptura de un quiste ovárico”.

“Creemos que cuando le estaban haciendo la lipoescultura tocaron un quiste”, señaló.