Manuel Zúñiga o “King Majestic”, y quien se desempeñaba como el presidente de “Latin Kings” en Ecuador, es decir el “Inca”, fue asesinado este sábado 14 de mayo en Quito.

Fue un crimen al estilo sicariato en el sector del Puente 3, Conocoto, en el oriente de Quito. 

Él viajaba en un carro Renault Sandero, color rojo, junto a una mujer de 36 años (de Quito) y una mascota.

Zúñiga es del cantón Durán, provincia del Guayas, y tenía 46 años de edad. Vivía en Quito donde tenía un negocio junto a su “nación”.

Manuel Zúñiga era el “Inca” de los “Latin Kings” en Ecuador.

Los sicarios utilizaron dos tipos de armas (pistola y fusil) y dispararon a Zúñiga cuando el carro iba en movimiento, y él se chocó contra un poste. Luego de eso, los asesinos fueron hasta el vehículo rojo y le volvieron a disparar para asegurarse que estaba muerto.

Ambas personas y el perrito fueron asesinados. En la escena se encontraron más de 20 casquillos de balas.

Zúñiga era parte de la legalización de pandillas que comenzó en Ecuador hace catorce años, en el gobierno de Rafael Correa.

Los Latin Kings (o Reyes y Reinas Latinas) formaron entonces los “Kings Catering”, una empresa que se dedica al negocio del servicio gastronómico.

En una entrevista dada en el 2018, Zúñiga dijo que los reyes y reinas estaban “cansados de tantos abusos y de la discriminación”, por eso apostaron a la paz.

Pero “fue muy difícil convencer a los hermanos porque vivíamos en un mundo de violencia”, afirmó en la entrevista.

Más de mil “kings” se unieron al proceso de legalización logrando así apoyo para los pandilleros en temas laborales y de formación académica.