Al menos una vez al año, las fechas del calendario se alinean para darnos un viernes 13.

Los precios de los boletos de avión tienden a bajar, tu supersticioso jefe evita reuniones importantes y, durante todo el día, hay una pequeña parte de ti que espera que ocurra algo extraño.

¿Por qué somos así? Seas supersticioso o no, no puedes escapar de todo lo que rodea la fecha del calendario más espeluznante.

El origen de esta creencia se remonta al surgimiento del cristianismo y se asocia con diversos hechos históricos que han tenido lugar en el mundo.

Según señala el portal Calendarr Ecuador, uno de los episodios históricos más importantes que se relacionan a esta superstición es la crucifixión de Cristo, siendo Judas, quien lo traicionó, el discípulo número 13.

“A pesar de que no existe ningún hecho histórico concreto que marque el evento como algo preciso o certero, el viernes 13 sigue siendo visto como una jornada negativa de la que hay que cuidarse irremediablemente”, precisa el referenciado portal.

En una revisión histórica del origen de esta superstición, National Geographic halló y listó otros acontecimientos que han tenido lugar un viernes 13 y han alimentado esta creencia popular.

Según relata el artículo que compartieron, fue un viernes 13 de 1307 cuando sucedió la caída de los Templarios, una orden militar y religiosa fundada en Tierra Santa. En esta fecha fueron apresados y presentados ante el tribunal de la Inquisición para ser sometidos a juicio por el rey Felipe IV, esto por sus presuntas acciones en contra de la cristiandad, razón por la que algunos fueron retenidos y otros asesinados.

Los rituales para el viernes 13

Para darle otro significado a la fecha, el diario La Opinión da algunas opciones posibles de implementar.

– Para más protección, la recomendación es prender un par de velas blancas y colocar al lado en una bolsita verde ramitas de tomillo, romero, azafrán y un poco de sal. Una vez que se hayan consumido las velas, tener el amuleto siempre a mano.

Si se busca una opción para purificar la casa, el sitio Wapa.pe recomienda una alternativa versátil. Los elementos necesarios son los siguientes: un recipiente para hervir agua, una botella o bol de vidrio resistente, romero, una ramita de canela y azúcar (par conservar la buena suerte) o sal (cuando se quiera eliminar una mala racha).

Como procedimiento, deben hervirse todos los ingredientes. Dejar reposar y verter el líquido en el recipiente de vidrio. Luego, caminar por toda tu casa para que el vapor “limpie”. Dejar el líquido en un lugar de la casa para que continúe el efecto.

Otra opción para limpiar las energías es la que propone Lúa Meiga. Para implementarlas, se necesita una vela, un lápiz, una hoja de laurel.

Luego, dibujar imaginariamente sobre la vela algún símbolo con significado personal o del momento que se está viviendo (se puede recurrir a Google, para dar con el acertado). Se puede usar la punta de un lápiz.

Encender la vela y caminar por los rincones de la casa repitiendo: “Seres de luz que me traen buenas vibraciones, agradezco vuestra ayuda y pido que alimenten mi hogar con la misma buena energía. Que reine la armonía y que ninguna mala energía venga para quedarse”.

Una vez realizado este paso. quemar una hoja de laurel con la llama de la vela, mientras se visualizan todos los momentos positivos propios o con las personas que viven en casa.

Por último, dejar la vela consumir.

¿Qué no hacer el viernes 13?

También hay algunas acciones que conviene evitar. Entre ellas, el sitio Wapa.pe brinda las siguientes:

– No usar ropa interior verde.

– Evitar barrer la casa, porque la escoba es de mal augurio.

– Tampoco lavar la ropa o cambiar las sábanas.

Otras acciones no recomendadas: pasar debajo de una escalera, romper un espejos o sentarse en una mesa con 13 comensales, de acuerdo a WeMystic.