Sonaban muchos nombres, pero el único manabita confirmado como ministro, en el gobierno de Guillermo Lasso, es un ingeniero nacido en Chone, pero residente en Montecristi.

Se tratada de Darío Vicente Herrera Falcones, un profesional ligado al sector inmobiliario. Él es actualmente vicepresidente de Desarrollo de Negocios de la Inmobiliaria Montecristi, que tiene el proyecto Montecristi Golf Resort & Villas.

Lasso lo nombró hoy como ministro de Vivienda. Además anunció a otros siete ministros del área social.

Darío Herrera tiene 52 años de edad, es casado con la guayaquileña Diana Sedgwick Baños y tiene tres hijos menores de edad.

Este manabita es hijo del articulista periodístico y empresario Melvyn Herrera, quien vive en Manta.

El nuevo ministro nació en Chone, de donde era su madre Conchita Falcones. Él creció en Manta, por eso muchos lo señalan como el ministro mantense.

El alcalde de Manta, Agustín Intriago, lo felicitó como mantense y dijo “en buena hora dentro de los ministros anunciados por el presidente electo Guillermo Lasso consta el mantense Darío Herrera”.

Una publicación que hizo en su cuenta de Facebook.

Lasso aseguró que Herrera se concentrará en entregar 200 mil viviendas rurales como parte de su oferta de campaña.

Herrera es socio gerente de Point Investment, empresa que realiza proyectos inmobiliarios, hoteleros y forestales en Estados Unidos, Belice y Ecuador.

El hermano de Herrera, el abogado José Ricardo, fue secretario de reconstrucción en el gobierno de Lenín Moreno.

José Herrera fue en el 2014 asesor jurídico en la Dirección Provincial de Manabí del IESS y en el 2016 fue Comisario de la Policía de Manabí.

Ambos tienen total independencia en sus criterios políticos y profesionales, recalcaron sus familiares.