Tras permanecer por varias horas cerrada, la vía Chone-El Carmen se encuentra habilitada al tránsito vehicular.

La noche del jueves 11 de enero del 2024 se registró un deslizamiento de tierra, rocas y troncos en La Crespa.

Debido a esta situación la circulación vehicular no fue posible por varias horas lo que formó largas filas de vehículos en ambos sentidos.

La vía Chone-El Carmen, une a Manabí con varias provincias, entre ellas Santo Domingo de los Tsáchilas y Pichincha.

Desde el Centro Zonal del ECU-911 se informó que al amanecer se encontraba abierto un carril de la vía Chone-El Carmen.

Las autoridades piden a los conductores manejar con precaución debido a que la calzada se encuentra húmeda y con lodo.

La noche del jueves, un aguacero que cayó en el sector de la Crespa provocó un deslizamiento de tierra.

La carretera estuvo cerrada al tránsito vehicular y se formaron largas colas de carros.

Con la apertura de la vía durante las primeras horas del día de este viernes 12 de enero empezó a descongestionar el tránsito en la zona.

En meses anteriores han ocurrido situaciones similares en esta vía lo que ha afectado la movilidad de miles de personas.

Por otra parte la vía Alóag-Santo Domingo se encuentra cerrada tras el deslizamiento de grandes rocas en el kilómetro 83.

Johana Núñez, prefecta de Santo Domingo mencionó que se está utilizando dinamita para disminuir el tamaño de las grandes rocas.