El caos y el desorden desapareció de las calles céntricas de Santo Domingo en el primer día del confinamiento. Las zonas comerciales y avenidas de mayor concurrencia fueron supervisadas por agentes de la Policía, tránsito y de control ciudadano. Mire este antes y después en esta galería de fotos.

1.La terminal terrestre de Santo Domingo de los Tsáchilas, que a diario concentra hasta 10 mil personas, tuvo un nulo movimiento de viajeros en este primer día del confinamiento. En la segunda vuelta electoral, estas instalaciones se saturaron de usuarios. Ese domingo llegaron 30 mil personas.
2. Este paso peatonal, frente al terminal terrestre de Santo Domingo, es usado a diario por miles de personas, que acceden por ese trayecto para lograr un boleto en las ventanillas de las cooperativas de transporte. Este sábado no cruzó ni un solo ciudadano.
3. La parada de buses de las calles Ambato y Guayaquil es una de las más concurridas en el centro de Santo Domingo. En ese punto comercial, donde se encuentra el principal mercado de esta ciudad, transitan los buses de todas las cooperativas de transporte urbano. Este sábado de confinamiento, unas dos personas conversaban en el sitio.
4. La avenida Tsáchila, a la altura del comando de la Policía de Santo Domingo, registra un alto tráfico vehicular en días normales. Este sábado 24 de abril de 2021, la circulación se redujo considerablemente.
5. La calle Latacunga, donde funciona la feria comercial denominada Pupusá, es movida por el comercio formal e informal en días normales. Hoy los locales y restaurantes permanecieron cerrados.
6. La calle peatonal 3 de Julio, el epicentro del comercio al por menor de ropa y otros artículos, cesó por completo su actividad este sábado. Una de sus transversales, que a diario es tomada por vendedores, lució solitaria.
7. La avenida Clemencia de Mora, una de las más concurridas por ciudadanos que buscan un turno en el Registro Civil, estuvo completamente despejada este sábado. El día de la segunda vuelta electoral registró un exceso de ciudadanos que poco se pudo controlar.