Con las últimas lluvias registradas en Santo Domingo de los Tsáchilas, algunos sectores empezaron a presentar problemas.  

Por ejemplo, en la urbanización Los Girasoles, las calles se encuentran en pésimo estado.
Los baches están por doquier y eso preocupa a los moradores de la zona y sectores aledaños.
Los vecinos aseguran que la etapa invernal siempre les pasa factura.
Elizabeth Vega, moradora, sostuvo que con el pasar de los días, el estado de las arterias empeora.
“Hace seis meses que los huecos vienen siendo más constantes. El ingreso a la urbanización, por ejemplo, está intransitable y los que más sufren son los conductores”, afirmó.  
> La recomendación. La moradora sostuvo que en algunas ocasiones se ha trabajado en el mantenimiento de la calle principal de la urbanización, pero ella cree que ya no se necesitan más “remiendos”, sino un cambio integral del asfaltado.
El deterioro de la arteria ha hecho que algunos conductores invadan carril para evitar caer en los grandes huecos.
Pablo Chicaiza, quien llegó a vivir al sector hace doce años, recalcó que el mal estado de la calle es un problema de décadas.
“Lo que se necesita es una solución definitiva, no queremos que hayan remiendos, queremos que se haga un trabajo bien hecho”, afirmó.