La velocidad de la transmisión diaria del virus es similar a la que se tenía antes de las nuevas restricciones y el confinamiento total. 
Apesar de que los contagios diarios de coronavirus se redujeron el último mes, la velocidad de la transmisión se mantuvo igual durante el tiempo que lleva en vigencia el nuevo período de restricción y confinamiento.Las cifras del Ministerio de Salud muestran que en abril pasado se reportaron 45 casos al día, mientras que en marzo fueron 59 en Santo Domingo de los Tsáchilas.

El decrecimiento se debe a los dos paquetes de medidas que se implementaron para contrarrestar el avance de la enfermedad.
La una fue de carácter local el 17 de marzo y la otra que rige desde el 21 de abril hasta ahora, emitida por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional.
No obstante, la restricción a la movilidad y el confinamiento total los fines de semana aún no dan claras muestras de que los índices de contagios bajen en el nivel que esperan las autoridades.

> EN ESPERA. El médico y asesor del COE Cantonal, Alexis Pérez, asegura que hay estimaciones parciales, pero que los resultados totales se verán en unos 15 días, considerando el período de incubación del virus y el tiempo que se tarda la emisión de los resultados de las pruebas PCR.
Las cifras hasta ahora evidencian que entre el 17 de marzo y 20 de abril se contagiaron cada día 48 personas.
Del 21 de abril al 4 de mayo fueron 47 en promedio, según la data del MSP.

Estos contagios incluso son hasta 24 y siete veces más que los registrados en marzo y abril de 2020.
La provincia acumula 10 mil 578 contagiados de coronavirus en este más de un año del estado de alarma. Otra situación crítica se registra en las muertes confirmadas por el virus.
La letalidad de abril fue la más alta frente a los tres meses anteriores.
Llegó a un 87 por ciento, es decir, que ocho de cada diez personas infectadas perdieron la vida ese mes.
En marzo se ubicó en 52 por ciento; febrero, 35 y enero en 44.
Los decesos totales en lo que va de este año son 240, solo los reportados con pruebas PCR.

Las autoridades insisten en que las invisibilidades siguen incidiendo notablemente en estos resultados.
En los controles que realiza el comité de bioseguridad del COE Cantonal se han encontrado a personas en canchas deportivas y caminando por las calles.
El pasado fin de semana 30 personas fueron detenidas por diferentes circunstancias, entre esas por la desobediencia del toque de queda y confinamiento.
Estas fueron mayores que el primer período de confinamiento cuando se registraron 12 aprehensiones.
Los epidemiólogos consideran que el análisis de casos semanales reflejan una mejor evolución sobre el comportamiento de la pandemia.

En Santo Domingo, por ejemplo, la semana 17, que fue del 26 de abril al 2 de mayo hubo 344 casos acumulados.  
Este período se ubicó como el pico más alto de abril y el tercero de más casos en todo este tiempo de la emergencia sanitaria en la provincia.
Pérez, sostiene que esto significa un franco crecimiento de la pandemia y refleja que está aún lejos de un control total.
Lo que sugieren las cifras no es algo aislado frente a cómo sigue la situación en los hospitales.

Desde hace un mes las autoridades hablan de que la ocupación está en un 160 por ciento y eso lo han mantenido en declaraciones recientes.
La directora de Salud, Lorena Baque, además aseguró a este Diario que la cantidad de enfermos de covid-19 que esperan una cama son igual al número de plazas hospitalarias que tienen las tres casas de salud. Solo en la unidad de cuidados intensivos hay 26 camas totalmente llenas.
Para atender la demanda se está ultimando un plan para ampliar esta unidad.
Serán cuatro que se implementarán en el hospital Gustavo Domínguez y otras 18 para la hospitalización.