Un control para evitar el mal uso de las veredas y la vía pública, por parte de personal municipal, terminó el problemas. Los trabajadores de los locales se enfrentaron a los agentes del cabildo.

Israel Urréa Monar denunció que fue objeto de abuso y agresión por parte de un grupo de agentes municipales.

Señaló que la tarde de este jueves 29 de julio, cuando estaba terminando de hacer un trabajo fuera de su local, una vulcanizadora ubicada en la avenida Esmeraldas de la provincia de Santo Domingo, llegaron los uniformados, quienes empezaron a llevarse herramientas que estaban sobre la vereda.

Al tratar de impedir que se lleven sus cosas “me empujan, me golpean, me echan gas pimienta”. También dice que entraron al local, “sin ninguna orden, no pueden hacer eso”.

El municipio aún no ha emitido un pronunciamiento. Estos controles se realizan constantemente y ya se ha advertido a los comerciantes para que no ubiquen herramientas ni productos en las veredas, pues no afectan al paso normal de los ciudadanos.