Combustible, reparación de unidades, renovación de partes o accesorios, son los gastos operacionales a los que con frecuencia están sujetos los transportistas urbanos e intracantonales, sin embargo, para ellos se mantiene la tarifa por servicio.

Héctor Barona, gerente de la compañía de buses urbanos 15 de Marzo, dice que la situación para ellos es compleja, los usuarios son pocos debido a la pandemia.
Las rutas a parroquias, recintos o comunidades la tarifa es de 75 centavos. A nivel urbano en cambio es de 35 centavos, en junio del 2020 a los 25 centavos que cobraban se le aumentó 10 centavos, cuando las operadoras retomaron actividades luego del confinamiento.
A excepción de la ruta hacia La Independencia y servicio de tricimotos, a quienes se les estableció 50 centavos por usuario, esto a través de una resolución entre los directivos de Movilidad del Municipio y representantes de las compañías.

Pese a ello, los transportistas locales coinciden que el trabajo sigue siendo a pérdida, tanto que hay rutas que van siendo suspendidas porque no resulta llevar un par de pasajeros, los gastos son similares al transporte intra e interprovincial mas no pueden aumentar los costos por servicio.
Aníbal Cevallos, director de Movilidad, reconoce la crítica situación para los gremios, sin embargo sostuvo que no pueden hacer nada por ahora. El incremento de tarifa, rutas y unidades será algo que determine un estudio que tienen planificado, aunque sin fecha y aún sin el recurso para su ejecución, el monto bordearía los 15 mil dólares, dijo.