El último recuerdo que tienen los vecinos del barrio Virgen del Cisne del alcalde de Santo Domingo, Wilson Erazo, es bailando y zapateando en la cancha del barrio en época de campaña, según afirman.
“El equipo de campaña del alcalde armaba las carpas, la amplificación para los eventos que hacían en la única cancha que tiene el barrio Virgen del Cisne, nos ofrecieron el oro y el moro con tal de que le demos el voto, desde que ganó las elecciones no lo hemos vuelto a ver y parece que hasta cambió de número de celular”, expresó Kléver Pinargote, presidente del barrio Virgen de Cisne, ubicado en el Plan de Vivienda Municipal.
Pinargote asegura que el sector tiene más de 30 años de existencia y que siempre llegan personajes políticos en época de campaña a ofrecer mejorar la situación de vida de los vecinos, pero “nadie ha cumplido”.
Un área deportiva, calles en buen estado, aceras y veredas son algunos de los anhelos de los habitantes.

> sigue igual. Jessenia Chávez tienen 26 años en el barrio, ella creció en este populoso sector de Santo Domingo y asegura que desde que tienen uso de razón el lugar sigue de la misma manera, “calles pura piedra, huecos, monte, el único cambio que he visto es el número de vecinos, hemos crecido en población, pero no en desarrollo”, dice.
Irene Zambrano vive a pocos paso de la cancha, ella enfatiza que lo más urgente que necesitan, además del arreglo del pequeño espacio deportivo, es mejorar el mal estado de las calles, “hay días que amanecen más destrozadas de lo normal cuando llueve”.