Una larga fila de usuarios se evidenció ayer en los exteriores del Registro Civil de Portoviejo.

Allí, la espera por acceder a sus servicios generó malestar en ciudadanos que denunciaron lentitud en la atención y falta de control por la aglomeración de personas afuera de la entidad.

Otra de las quejas presentadas es que no se estaba respetando la atención prioritaria a las personas de la tercera edad.

Honorato Cedeño, coordinador zonal 4 de la entidad, informó que la alta
demanda de usuarios se debe a que muchos necesitan la cédula para poder
ejercer el derecho al voto el próximo 11 de abril, sumado a que se está atendiendo sin la modalidad de turnos.