Ocho ofertas se presentaron dentro de la licitación para reconstruir el área de mariscos del mercado central de Portoviejo.

Los nombres de los consorcios y profesionales participantes en el proceso de licitación internacional no se dieron a conocer.
Carlos Lara Aguilar, director de Gestión Estratégica del municipio, confirmó que 8 consorcios y profesionales presentaron ofertas en el plazo estipulado en la convocatoria a licitación, que se publicó el 28 de febrero y se cerró el miércoles 31 de marzo.
El funcionario indicó que la comisión técnica, en la que participan veedores del Banco Europeo de Inversiones (BEI), abrirá primero las ofertas técnicas antes de pasar a las económicas, lo que se dará en unos quince días. Luego se abre el período de preguntas antes de la adjudicación, y luego se remitirá la documentación a Luxemburgo, donde el equipo técnico del BEI lo aprobará. Con eso el municipio podrá firmar el contrato. Lara dijo que se estima firmar el contrato a fines de mayo.

PROYECTO. Esta es la segunda convocatoria a licitación internacional. La primera adjudicación, en febrero, se cayó luego de las observaciones del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a la única empresa que presentó oferta.
El presupuesto referencial de la obra, financiada por el BEI, es USD 1’168.092,16, sin IVA, y el plazo estimado para la ejecución del contrato es 180 días a partir de la entrega del anticipo. Los beneficiarios directos serán 73 comerciantes que por ahora desarrollan sus actividades en el mercado provisional de Bahía Río.

ESPERA. Geovanny Cedeño, que vende mariscos en el mercado desde hace 20 años, dijo que la necesidad más grande es que los saquen de la gran insalubridad en la que están.
“Esto es un área para otras cosas, no para mercado, es zona roja. Dicen que estará en septiembre, octubre, algo así, pero no está confirmado bien todavía. Es lo que anhelamos para trabajar, aquí estamos metidos en un hueco, las ventas son totalmente bajas”, señaló.
Fernando Toro, quien realiza sus compras semanales en ese lugar, comentó que aunque estén organizados y bajo techo siempre será mejor que el expendio de alimentos se realice en un mercado, con todas las seguridades y condiciones sanitarias adecuadas.
El comerciante de mariscos Kléber Cobeña dijo que por ahora trabajan en condiciones de salubridad y seguridad adecuadas en lo que cabe, pues el invierno genera molestias.