Mientras el mercado negro lucra con la venta de medicinas para cuidados críticos por COVID-19 con sobreprecios, no hay sancionados pero sí un informe de inteligencia de la Policía Nacional que, según el Intendente de Policía, Yandry Vera, ha sido analizado con las autoridades de justicia.

La autoridad dijo que solo en una farmacia de Portoviejo encontraron un caso de sobreprecio pero el juez de flagrancia no puede ordenar la detención si no hay denuncias. Medicamentos como el Midazolán y la Actemra se venden en valores exorbitantes a través de las redes sociales.