Jenny Roldán Barreto espera la solidaridad que haga posible que su hijo, de 29 años de edad y con parálisis cerebral, pueda tener una nueva silla postural.

La señora, que vive en la calle 21 de Noviembre de la ciudadela El Florón 5, de Portoviejo, contó que la silla postural que utiliza el joven fue donada hace quince años por una fundación, pero está dañada, se ha salido el caucho de una de las ruedas, ya no se puede adaptar al cuerpo de su hijo por lo que solo sirve para tenerlo semi acostado.

“Hemos preguntado para ver si la arreglamos, pero no hay ni siquiera la llanta, el repuesto”, indicó.

Junto con su esposo, Jesús Guerrero, esperan que alguna fundación o persona natural les done una nueva silla. Necesitan, además, pañales y leche Ensure para su hijo, que presenta problemas respiratorios y poco apetito.

Quienes deseen hacer donaciones pueden llamar al 09-8004-8835 y al 09-6984-0018 de Roldán y Guerrero, respectivamente