Desde tempranas horas de la mañana de este martes 11 de enero, docentes y menores de edad junto a sus padres llegaron al punto de vacunación del aeropuerto de Portoviejo donde se evidenció todo el día una alta demanda del biológico.

Esta semana las clases fueron suspendidas por el ministerio de Educación para que la comunidad educativa complete su esquema de vacunación y los docentes su refuerzo, tercera dosis.