Un total de 1.300 policías participan este sábado en un “megaoperativo” para retirar “todo tipo de objetos prohibidos” de una cárcel de la provincia andina de Cotopaxi, uno de los centros de reclusión donde esta semana hubo amotinamientos que dejaron varios muertos y heridos.

En su cuenta de Twitter, la Policía informó de que el “megaoperativo” se ejecutó en el centro de privados de la libertad Cotopaxi N.1, “en la que participan 1.300 policías de los ejes investigativo, preventivo e inteligencia, para garantizar el orden y la seguridad”.

Añadió que en coordinación con el Servicio Nacional de Atención a Internos (SNAI), realizó “registros minuciosos” a las personas privadas de la libertad y a las instalaciones en el interior del centro carcelario de Cotopaxi, “a fin de retirar todo tipo de objeto prohibido”.

La policía colgó en Twitter videos en los que se aprecia parte del operativo con policías revisando celdas, así como imágenes de gran cantidad de cuchillos y machetes de todo tamaño, que exhibieron en las afueras de las celdas.

“Nuestras unidades tácticas incursionan al interior del CPL Cotopaxi N.1, donde realizan registros en los diferentes pabellones, de forma profesional, minimizando el riesgo y respetando los” derechos humanos de los presos, añadió en Twitter.

ESTADO DE EMERGENCIA

El pasado jueves, el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, declaró en estado de emergencia a las cárceles del país, como respuesta a los amotinamientos ocurridos la noche del miércoles en dos centros penitenciarios, que dejaron más de una veintena de reos muertos, 40 heridos y varios policías contusos.

Lasso también envió un mensaje contundente a las “mafias”, que dijo hay en los centros penitenciarios y que pugnan por controlarlas, a las que amenazó con someterlas con el uso de todo el rigor de la ley.

En una rueda de prensa, el gobernante aseguró entonces que la Policía había recuperado el control de la Cárcel Número 1 de la provincia de Guayas, cerca a la ciudad de Guayaquil; así como de Cotopaxi, próxima a la ciudad andina de Latacunga, donde se registraron los motines la noche del miércoles “entre bandas delincuenciales”.

El gobernante, que visitó Latacunga para conocer de cerca la situación, indicó que una contundente acción policial, con el firme respaldo de las Fuerzas Armadas, puso fin a los incidentes.

“A las mafias que pretenden amedrentar a este país, quiero decirles que se equivocan si creen que este Gobierno va a actuar con la misma tibieza que los anteriores”, añadió.

Y advirtió: “Todos ustedes serán derrotados, vamos a usar todo el poder de la ley para imponer el estado de derecho, para garantizar la paz y los derechos humanos en los centros carcelarios del Ecuador”.

Lasso explicó que entre las acciones asumidas por el Gobierno para atender la situación penitenciaria se incluye la declaración del “estado de emergencia”, lo que permitirá “movilizar todos los recursos necesarios para restablecer el orden”. EFE