Tres pescadores abandonaron una lancha cargada con combustible en una persecución militar frente a las costas de Jaramijó.Las autoridades presumen que el diésel iba a ser usado para abastecer a otra embarcación pesquera que iba a llevar droga desde Manabí hasta México. Esta operación militar fue desarrollada ayer por los marinos del Grupo de Inteligencia Naval de la Capitanía del Puerto de Manta.
El informe revela que, a través de una información reservada que recibió el subcomando de guardacostas, conocieron que desde Jaramijó había salido una lancha cargada con combustible, y al verificar la información en altamar, desarrollaron el operativo con los policías de la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado (ULCO).
Los marinos informaron que cuando detectaron la nave, sus tripulantes decidieron embarcarse en otra lancha para escapar.
En ese  momento organizaron la persecución con una lancha guardacostas, sin embargo los pescadores lograron huir. Aún no hay rastros de ellos, pero hay una investigación para dar con ellos. Luego los marinos incautaron la lancha abandonada, que tenía el nombre de “Dulce Desafío”.
Esta fibra es de Jaramijó y estaba legalmente matriculada en la Capitanía del Puerto de Manta.
El informe de la Capitanía revela que la nave era propulsada por dos motores fuera de borda: uno era legal y el otro no tenía las series del troquelado. Los marinos decomisaron 19 pomas llenas de combustible. Cada caneca almacenaba 18 galones de diésel.
La nave fue retenida hasta que su propietario logre justificar el origen del combustible. La fibra no tenía permiso de  zarpe, se informó.

>INVESTIGACIÓN.  El fiscal Alfonso Vélez manifestó que muchas de las embarcaciones pesqueras están siendo usadas como “gasolineras flotantes” en altamar para abastecer a las fibras, barcos y submarinos dedicados a transportar droga hacia los países de Centroamérica.
Por una caneca suelen pagar hasta 5 mil dólares en efectivo.
Estadísticas
En lo que va del 2021, son cuatro los casos de incautación de combustible que se han registrado en altamar. En uno de los casos se detuvo a tres pescadores de Jaramijó en El Salvador con combustible. Eso generó la desarticulación de una banda dedicada a abastecer con combustible a narcotraficantes.