Los restos de una embarcación permanecen encallados desde hace algún tiempo en la playa del sector Los Ranchos, de la parroquia Crucita.
Según explicaron personas del sector, en los últimos días el navío se terminó de desintegrar, y sus restos han quedado cerca de la orilla de la playa.
Consideran que esto representa un peligro para los bañistas que llegan a esta zona, cercana al puerto pesquera que ha quedado inconcluso, y piden se extraigan los pedazos de madera.
Andrea Delgado, presidenta del GAD Parroquial de Crucita, informó que no tienen datos del dueño del barco, pero que ya acudieron al sitio con personal de Control Territorial del Municipio de Portoviejo, para proceder a retirar los escombros de la embarcación.