“Causa indeterminada”, fue el resultado de las pericias realizadas a la bodega que se incendió y donde el ESS tenía insumos.

El análisis lo realizaron bomberos peritos de Guayaquil avalados por la Judicatura. Este informe coincide con el ejecutado por personal bomberil de Portoviejo.

Ingrid Saltos, comandante del Cuerpo de Bomberos, indicó que tras tomar en cuenta la evidencia obtenida por las marcas de movimiento e intensidad
del calor visibles en la estructura afectada (huellas dejadas por la combustión de los estampados de las estructuras eléctricas), las pérdidas de propiedades de materiales expuestos al calor y al fuego, análisis de cableado eléctrico, fijación fotográfica y entrevistas, no lograron determinar la causa del incendio.

“Este informe fue entregado el viernes tanto a Fiscalía como al IESS”, comentó.

Las condiciones del incendio causaron incineramiento “casi total de las conexiones eléctricas; además, después de 4 horas de llamas, el techo se cayó y no se pudo determinar si fue provocado”, acotó.

“El informe establece que se soliciten los videos de las cámaras (de la bodega) para ver si se puede evidenciar algún porta fuego (persona que provoca incendio). Los peritos lo solicitaron al dueño del predio, pero ellos dijeron que eso solo lo iba a entregar con un requerimiento de la Fiscalía”, comentó.

Barón Hidrovo, dirigente de jubilados, dijo que “hay gato encerrado” al enterarse que no se pudo determinar la causa y recordó que “no es la primera vez que una bodega de esta institución sufre un incendio”.

“Los legisladores deben exigir al IESS que entreguen informes minuciosos sobre este asunto. Saber qué medicamentos e insumos había y por qué se alquiló el lugar sin tener medidas de seguridad”, comentó.

Dijo que el IESS tiene un departamento de Riesgos del Trabajo y que este también debe realizar una investigación.

Roque Mendoza, experto en riesgos, explicó que en el 95% de los incendios se puede determinar la causa.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) informó vía correo que no tienen conocimiento del informe pericial (pese a que desde el Cuerpo de Bomberos se dijo que desde el viernes se entregó), que no había equipos de alto costo en la bodega y que aún no se tiene un inventario valorado de las pérdidas.

Indicaron que la aseguradora ya realizó la inspección del lugar, pero no se respondió a las inquietudes de este medio sobre cuándo, con qué empresa y por qué monto se contrató el seguro, y si el hecho de contratar una bodega que no tiene permisos pone o no en riesgo la póliza.