Una tienda de abarrotes de San Vicente se convirtió en una sala de parto la tarde del último lunes.

Yajaira Jama, de 36 años de edad, dio a luz allí a su quinto hijo.

La mujer esperaba que le despacharan sus compras cuando empezó a sentir dolores en el abdomen, pero pensó que se trataba de una situación normal por su estado, ya que, dijo, no había tenido un mal embarazo.

Minutos después, el dolor le comenzó a aumentar por lo que pidió que le dejaran pasar hasta el fondo del local.

A continuación, Yajaira comenzó con las labores de parto y dio a luz a una niña.

Los bomberos llegaron y realizaron el corte del cordón umbilical, hasta la llegada de la ambulancia.

La madre y su bebé fueron trasladadas hasta el hospital Miguel H. Alcívar donde permanecerá en observación por haber nacido prematura 36 semanas.