Cerca de 300 requerimientos atiende cada día la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), de los cuales un 90% corresponde a reclamos por el alto costo en las planillas del consumo eléctrico.
Ayer Ismael Guerrero llegó a la CNEL a pedir una explicación porque le han facturado 125 dólares en el consumo de marzo.
Agregó que por el consumo anterior de energía eléctrica le tocó pagar 75 dólares y lo canceló a pesar de considerarlo bastante alto. “En esta ocasión no estoy dispuesto a cancelar 125 dólares cuando en mi casa solo tengo la nevera, dos ventiladores , un televisor, una  licuadora y una plancha que  ahora no se usa”, expresó.
Él llegó a las 8h00 de ayer y eran las 11h00 y no lo  atendían. Pero dijo que no se movería hasta lograr que le revisen el alto consumo que le han facturado.
Guerrero cuestionó que solo tres  empleadas atienden estos reclamos y otros requerimientos, cuando hay decenas de personas esperando una atención más ágil, quienes se ven obligados a pasar toda la mañana o tarde en las afueras de la CNEL es su afán de tener una solución, anotó.
Hugo Mero, también tramita la refacturación de 2.900 dólares por el consumo eléctrico de un año.  
Aseguró que ese consumo se generó entre mediados del 2019 y 2020, supuestamente, porque el medidor tenía una falla. Finalmente le dieron de baja, no así  los elevados consumos mensuales que registraba según el sistema de facturación de la CNEL
Agregó que falta mayor información de la empresa eléctrica para sus abonados, “simplemente, te dicen que tienes que pagar o que debes esperar que te hagan una revisión de la lectura del medidor sin mayores detalles, mientras tanto el valor a pagar  te sigue aumentando hasta  que lo puedas cancelar en los bancos”.  
 Marcos Bravo, administrador de la CNEL, informó que los  valores elevados en las facturas, en una buena parte es por los diferimientos automáticos de las deudas que no se cobraron en el primer año de la pandemia y que el sistema ha comenzado a cobrarlos.
Agregó que los abonados que no deseen el diferimiento, sino el pago total de la deuda, la  pueden cancelar en el Banco del Pacífico, previamente deben solicitar a la CNEL la cuenta de ese banco y el saldo pendiente.  
También  dijo que el confinamiento genera  un mayor consumo de energía, lo que se refleja en las últimas facturas. Hay casos de clientes que acceden a la tarifa de la  dignidad y pagan menos de 13 dólares, pero como han sobrepasado el consumo de los 130 kilovatios, ahora  les refleja una facturación de 24 dólares, explicó.
También los que consumen más de los 500 kilovatios pagan una tarifa superior.