A horas de que arranque el nuevo año lectivo, el Ministerio de Educación advirtió que debido a la situación económica y la crisis sanitaria por el covid-19, se han emitido reglas para planteles públicos y privados.

Mayra Guaraca, coordinadora zonal de Educación, señaló que están vigentes procesos de regulación en textos, uniformes y útiles. “No se ha permitido, bajo ningún concepto, la obligatoriedad de compra de uniformes, lista de útiles o cualquier otro recurso. Tampoco considerar a estos como barreras de acceso o permanencia en los planteles”, aclaró.
En el caso de las pensiones y matrículas, cuyos valores se mantienen, las instituciones particulares deben firmar acuerdos y compromisos de pago, sin embargo, no podrán suspender a los menores que no hayan cumplido con los desembolsos.
La funcionaria sostuvo que la permanencia de alumnos en planteles privados depende de la situación económica de las familias, por lo que los traslados a instituciones públicas se volverán a activar desde el 15 de mayo hasta la finalización del primer quimestre.

En Santo Domingo de los Tsáchilas, los 137 mil estudiantes en nómina seguirán estudiando en casa.
Adrián Granizo, gobernador de la provincia de Santo Domingo, indicó que debido a la situación epidemiológica, el retorno presencial a las aulas no es posible. Hay alarma por el incremento de casos positivos en menores de edad, la última semana se han presentado 40, se indicó.

El plan ‘Aprendemos Juntos en Casa’ seguirá vigente. Pero se efectuarán cambios. Desde este año cada docente realizará las fichas pedagógicas.
Hasta el 2020, estos documentos semanales eran los mismos para todas las instituciones.
Guaraca adelantó que los docentes deberán tener más tiempo de conectividad y usar plataformas digitales para las clases.
Según los datos del Ministerio de Educación, el 20 por ciento del alumnado en la provincia no tiene conectividad.