El l único cine que había en Portoviejo fue cerrado hace más de dos semanas. Los primeros en notarlo no dudaron en difundir mensajes lamentando la situación.

Uno de ellos, Alex Intriago, en un mensaje de auxilio, le pidió a Supercines que no se vaya y de inmediato cientos de usuarios respaldaron el pedido.

Junior, uno de los 16 empleados que tenía el cine, indicó que en los primeros meses de pandemia reubicaron a la mitad, luego cuando pudieron reabrir se reintegraron, pero finalmente hace dos meses fueron notificados de su desvinculación de la empresa y cierre del local.

Este medio buscó la versión de la empresa, pero se indicó que en Portoviejo no tienen personal y que el gerente desde Guayaquil a futuro se pronunciará.

Lea más información en la edición impresa de El Diario.