Desde las 20h00 de hoy, 23 de abril del 2021, empieza el estado de excepción focalizado, con el toque de queda que rige todo el fin de semana.

Este nuevo confinamiento decretado para evitar la propagación del COVID-19 preocupa a algunos sectores comerciales que, aseguran, los podría terminar de quebrar.
En la Hostería Saiananda, que está rodeada de la naturaleza junto al mar, las reservaciones que tenían para este fin de semana fueron canceladas porque las personas no podrán llegar hasta Bahía de Caráquez, donde está ubicada.
“Es una afectación total; para el turismo es terrible”, comentó Alfredo Harmsen, propietario de la hostería, quien es consciente de que la vida de las personas está por encima de todo, pero consideró que se debería ver dónde se produce el contagio para no prohibir que las personas salgan y acudan a lugares que están al aire libre.
Es que el sector turístico es uno de los que aprovechan los fines de semana para recibir a los clientes.

AFECTADOS. Betty Solórzano, presidenta de la Cámara de Turismo de Portoviejo, dijo que las nuevas disposiciones están afectando la economía de todos los sectores, sobre todo el turístico, comercial y las agencias de viajes, pues el turismo se paraliza.
“Si no hay ventas no hay recursos”, indicó Solórzano, al poner de ejemplo los restaurantes, entre ellos el suyo, donde las ventas mejoran los fines de semana por la movilidad de las personas, al igual que en la vía Portoviejo – Crucita, donde existen varios locales, y todos están cumpliendo con el aforo permitido, señaló.
Solórzano también es consciente de que las medidas son para evitar los contagios del virus, pero no está de acuerdo con el toque de queda, pues insistió en que se está afectando a los negocios y muchos de ellos ya no resistirán y podrían quebrar.
De hecho, aseguró que hasta ahora no han tenido apoyo del Gobierno y mantienen créditos con la banca pública y privada que deben seguir pagando.
“Créame que estoy dentro del sector y a veces quiero tirar la toalla, porque es muy difícil, las ventas no se pueden sostener, muchas veces para el personal y para el tema logístico no alcanza”, recalcó.
Calculó que la afectación económica que tendrán solo en este fin de semana, para la mayoría de los sectores económicos, será de entre el 50 y el 100%, pues el sector hotelero no tendrá ni quisiera turistas.

SE PUEDEN MOVILIZAR. El gobernador de Manabí, Tito Nilton Mendoza, dijo entender que hay sectores que no pueden dejar de movilizarse por sus actividades y servicios.
Entre las excepciones establecidas por el COE Nacional están sectores estratégicos, provisión de alimentos y bebidas, medicinas, insumos médicos, servicios de delivery (acreditados); industria manufacturera, entre otros. El personal debe portar su credencial, RUC o RISE.
Leandro Briones, presidente de la Cámara de Construcción de Portoviejo, mencionó que mañana podría haber problemas por el tema de la identificación, pues muchos obreros no tienen credencial. “Es la agilidad de cada una de las empresas al tener la documentación para poder facilitar a sus empleados y a su equipo de trabajo”, indicó.
Briones consideró que la no comprensión de muchos ciudadanos en tener cuidado, ha obligado a las autoridades a tomar estas medidas más radicales.