Luego de 12 años, Josefa María Rosado (76 años) pudo recuperar su identidad, una vez que el Registro Civil le entregó la cédula.

La identidad había sido usurpada por otra persona, en otra provincia.
Durante ese tiempo Josefa no pudo obtener ninguno de los servicios que el Estado presta, ni siquiera las prestaciones de salud.
Tampoco cobró el Bono de Desarrollo Humano, que le era entregado a quien tenía su identidad.
Ahora, aunque le entregaron la cédula, todavía no puede acceder a todo.
La señora, oriunda de Chone, contó que en el 2009 intentó cobrar el bono, pero se enteró de que ya lo habían pagado en La Concordia. Esto se repitió los siguientes meses.
Junto a sus familiares se dirigió hasta la Defensoría Pública y pudo hacer que la señora que tenía su mismo nombre y apellido, pero diferente número de cédula, no pudiera usar su documento.
Posteriormente, la señora en La Concordia volvió a sacar una identificación, esta vez con el número de cédula de Josefa.

Ayuda. Su hija Mercedes Vera indicó que gracias a muchas personas y tras conocerse el caso en El Diario, recibió una llamada de la Defensoría Pública de Chone y posteriormente tuvo la asistencia del Registro Civil en Manta.
Mencionó que el viernes pasado, al fin su madre pudo obtener la cédula de ciudadanía. Aunque la situación todavía es compleja, ya que hasta que el Registro Civil no compruebe que la partida de nacimiento es de Josefa, ella no puede hacer uso del documento y para que eso ocurra debe llevar un testigo, pero la única disponible está delicada de salud.
Weimar Zambrano, de la Defensoría Pública de Chone, dijo que están pendientes del caso.